• recetas sanas
    recetas sanas
    24 de Noviembre de 2016 a las 17:44
    En esta sección encontrara recetas sanas con las que cambiar su estilo de vida y poder llevar una alimentación sana y saludable no va a ser ningún problema.
  • Trucos de belleza, Como andar con tacones
    Trucos de belleza, Como andar con tacones
    27 de Noviembre de 2016 a las 14:09

    Aunque esta web sea de contenidos puramente nutricionales, también voy a aportar algunos trucos de belleza con los que vais a poder aprender muchas cosas para poder estar guapas todos los días.

    Aquí tenéis un truco ara que el andar con tacones no sea un suplicio

  • Consejos para ser mas productivo trabajando en casa
    Consejos para ser mas productivo trabajando en casa
    30 de Noviembre de 2016 a las 19:23

    10 Consejos para ser más productivo trabajando en casa

    Trabajar desde casa es un estilo de vida codiciado por mucha gente, pero requiere una buena dosis de autodisciplina si quieres que sea rentable y sostenible en el tiempo.

    Incluso si estás todo el día pegado al ordenador, es fácil que te engañes a ti mismo haciendo cosas que parecen trabajo pero que no lo son. Si eres un emprendedor o trabajas por tu cuenta, atender a las redes sociales y leer ciertos blogs puede ser necesario para estar al día y mantener tu marca personal, pero no a costa de no avanzar en tus proyectos.

    Después de cuatro años trabajando en casa la mayor parte de los días, creo que he conseguido crear un entorno—físico y mental—que me permite ser muy productivo. Estos consejos pueden ayudarte a ser más productivo si estás en una situación parecida.

    1. Prepara un espacio de trabajo confortable

    El lugar de tu casa en el que trabajas debe ser solo para trabajar, y no debes utilizar el resto, como la cama o el sofá delante de la televisión, para trabajar. Mantén los espacios separados para que los límites entre el trabajo y la vida en casa estén claramente definidos.

    Utiliza una mesa de trabajo limpia y ordenada, donde dé gusto trabajar. No escatimes recursos en tu comodidad. Vas a pasar muchas horas ahí, de modo que compra un sillón cómodo, con el que puedas adoptar y mantener una buena postura durante mucho tiempo.

    Mantén la estancia bien aclimatada. No lo dudes, un calor o frío excesivo arruinarán tu jornada de trabajo. La iluminación también es importante. Busca una zona con buena iluminación natural, evita los reflejos en la pantalla del ordenador y utiliza un buena lámpara de luz blanca y fría (no genera calor) si trabajas por la noche.

    2. Establece una (o varias) rutinas

    Necesitas mantener una cierta regularidad en tu día a día, de modo que tu cuerpo y tu cerebro sepan cuando toca trabajar y cuando descansar. Establece un horario que se adapte bien a tus característicase incluye en él tiempo de trabajo, tiempo de descanso, tiempo de ocio y tiempo para hacer ejercicio.

    Experimenta con diferentes opciones hasta que dés con una rutina que te motive y un horario que te funcione. Yo tengo dos rutinas con un horario muy parecido, una para los días que voy al gimnasio (4 días a la semana) y otra para el resto, con más tiempo para ocio y cosas de casa.

    3. Planifica cada día

    La parte más dificil es decidir qué hacer. No puedes ir a ciegas, tienes que saber qué vas a hacer cada día. Lo ideal es que la noche anterior dediques 5 minutos a escribir de forma muy específica las acciones qué vas a realizar al día siguiente. Si te acuestas ya sabiendo qué harás al día siguiente dormirás mejor y saltarás de la cama por la mañana con las ideas claras.

    Claro que para poder planificar cada día, previamente has debido hacer una revisión semanal de tus proyectos y tareas en curso. Y para que esta revisión semanal tenga sentido, cada varios meses habrás debido hacer una planificación panorámica, a mayor altura, de tus objetivos y responsabilidades.

    4. Trabaja primero en tus TMIs

    Cuando estés definiendo tu plan diario de acción, destaca cuáles son las Tareas Más Importantes (TMIs), es decir, las que debes hacer cuanto antes porque te acercan a completar proyectos y alcanzar objetivos.

    Marca una, dos o, como máximo, tres TMIs y hazlas al principio del día. Si haces primero las tareas más importantes, alcanzarás muy pronto un sentimiento de realización y satisfacción, y el resto del día vendrá rodado.

    5. Trabaja en bloques de tiempo con descansos entre ellos

    Hay varias técnicas para trabajar en bloques de tiempo (alternado trabajo con pequeños descansos), pero la más conocida—y la que yo utilizo—el la Técnica Pomodoro.

    Trabajando de esta manera mantienes mejor la concentración, eliminas las interrupciones, evitas el agotamiento y, como consecuencia, aumentas tu productividad y creatividad. No es para todo el mundo, pero te aconsejo que lo pruebes durante unos días y hagas el esfuerzo de habituarte. Valdrá la pena.

    6. Evita las distracciones

    Super-mega-importante. La Técnica Pomodoro te puede ayudar a gestionar las interrupciones pero, además, tu estrategia para evitar las distracciones debe contemplar otros riesgos.

    En tu rutina diaria debes definir un par de momentos al día para tratar con el correo electrónico, las llamadas telefónicas, el acceso a las redes sociales, la lectura de blogs, el envío de whatapps, etc. Si mantienes todos estos frentes abiertos todo el día, es decir, todos los programas abiertos y las notificaciones activadas, estás muerto. Tu productividad tenderá a cero y tu ansiado estilo de vida no se podrá sostener de ninguna manera.

    Aquí tienes algunos consejos adicionales para mantener mejor la concentración.

    7. Recuerda por qué haces lo que haces

    Con el tiempo, es probable que pierdas un poco de perspectiva y, con ella, la motivación para continuar trabajando duro. Necesitas un sistema que te ayude a mantener tu motivación.

    Introduce en tu lugar de trabajo posters, rótulos y recordatorios que te ayuden a recordar tus valores y objetivos. Utiliza un sistema visual que te recuerde cada día por qué haces lo que haces, dónde estás y dónde quieres llegar. Yo utilizo una parte de mi pizarra blanca para esto.

    8. Localiza buenos sitios de trabajo alternativos

    Por si no lo sabías, trabajar todos los días en casa cansa. Por muy confortable que sea tu lugar de trabajo, estar todo el día en el mismo sitio puede llegar a hacerse muy pesado, sobre todo si, además, no tienes interacción con otros seres humanos.

    Busca cafeterías cómodas, con poco ruido, wi-fi, buen café y gente simpática. Habla con alguien sobre cualquier cosa y haz ahí las tareas que requieran un menor nivel de concentración. Esto dará un soplo de aire fresco a tu rutina diaria.

    9. Utiliza un sistema para organizarte

    Organizarse no es tan trivial como parece. No se trata solo de redactar una lista priorizada de tareas e ir tachando cada cosa que haces.

    Utilizar una metodología de organización personal como GTD te permitirá mantener el flujo de trabajo necesario para avanzar tus proyectos y objetivos actuales, a la vez que mantienes clara una perspectiva que, en última instancia, tiene que ver con tu propósito de vida.

    10. Y, por supuesto, no te olvides de vivir la vida

    Todo esto no tendría ninguna gracia si de vez en cuando y sin venir a cuento no puedes romper todas las reglas, horarios y planificaciones, e irte a tomar un café con tu amiga, a ver el mundial de fútbol con unos amigos, a hacer cualquier cosa que te apetezca con tu familia, o simplemente a relajarte un rato en la playa. Por eso has elegido este estilo de vida y por eso te envidian esos colegas que trabajan de 9 a 6.

    Eres el dueño de tu tiempo. Esa es tu mayor recompensa, ¡aprovéchala!

  • La nutrición es muy importante para nuestra salud
    La nutrición es muy importante para nuestra salud
    16 de Enero de 2017 a las 21:20

    ¿Por qué es tan importante la nutrición para la salud?

    Vamos a repasar el papel que representa en nuestra salud y cómo puede beneficiar o perjudicar la nutrición en función de qué uso decidamos hacer de ella. Los especialistas dicen que somos lo que comemos, hagamos entonces que la vida sea, además, saludable. Hemos hablado con tres expertos

    Selección, equilibrio, variedad, prevención… la nutrición es uno de los pilares de la salud. Pese a que cada vez hay más información sobre cómo alimentarse, el sobrepeso, la inclinación hacia la comida basura, los excesos y las enfermedades causadas por una mala nutrición están presentes en la vida de muchas personas.

    Somos lo que comemos

    Antonio Escribano, médico especialista en endocrinología y nutrición y medicina deportiva, y autor del libro “Aprende a comer y a controlar tu peso”, describe el papel de la nutrición en la salud haciendo alusión a que “desde que nacemos necesitamos para vivir tres cosas: oxígeno, agua y alimentación”. Los alimentos “son combustibles” a través de los cuales obtenemos energías y compuestos “que nos sirven para reparar el organismo”.

    Ingerimos 60 mil kilos de comida en una vida. De “cómo elijamos esos kilos depende la vida. Depende la salud, la enfermedad, el estado de ánimo”, subraya el doctor.

    Además, también dependen muchas patologías en cuya causa influye la alimentación, como sucede con el cáncer. “Se estima que un 30% del cáncer se produce por una mala alimentación”, apunta el facultativo. También puede afectar a otros aspectos como el desarrollo funcional del cerebro o el envejecimiento.

    Para evitarlo Escribano subraya que lo primero es “controlar la cantidad adecuada de alimentos, y lo segundo que sea un estilo de comida saludable”. La base de la alimentación son las frutas y verduras. Debemos comer unas tres frutas al día, “eso puede suponer unas 90 mil frutas en una vida”, señala. A eso sumamos dos veces al día entre hortalizas y verduras, pescado cinco veces a la semana (dos de ellas azul), carne cuatro veces (una de ellas roja), patatas dos veces en semana, otras dos pasta y las mismas de arroz.

    ¿Qué ganamos a cambio? “No tener sobrepeso, con lo que ya tienes bastante conseguido porque no hay sobrecargas en órganos como corazón o hígado; un envejecimiento más lento y más saludable; además de circunstancias tan evidentes como pueden ser el sueño, pues con una buena alimentación se duerme mejor”. Incluso el estado de ánimo, pues cuando se come mejor la funcionalidad del cerebro también es mejor.

    “Si esto fuera la bolsa, cuando tú comes bien la cotización de tu organismo es mucho más alta”, concluye el doctor.

    Equilibrio, sin olvidar la variedad

    La alimentación es “una parte integrante de un estilo de vida saludable”, explica Marga Serra, doctora en Ciencias de la Salud de la Universidad Ramón Llull de Barcelona y creadora de Nutrapp. La dieta ha de ser “equilibrada, variada y suficiente”, pero de nada sirve “alimentarnos fantásticamente y olvidar lo importante que es el descanso, el equilibrio emocional, hacer ejercicio físico, no consumir drogas, etc”.

    La experta señala como uno de los problemas ligados a la nutrición la muchas veces escasa consumición de fruta y verdura, olvidándonos de los “fitonutrientes” que podemos enlazar con la acción preventiva. Hay que huir de las dietas monotemáticas, “sin variedad de los productos de temporada”, señala la especialista.

    A la batería de enfermedades descritas antes, Serra añade que con una buena alimentación pueden prevenirse por ejemplo problemas cardiovasculares consumiendo “pescado azul gracias al omega 3, o la presencia de calcio en la dieta para prevenir la osteoporosis”, subraya.

    Además, debemos prestar atención a la procedencia de los alimentos, el uso de fertilizantes, pesticidas, y tener en cuenta “la verdura ecológica”, pues cuanto más natural, mejor será. El mismo cuidado que debemos tener con los alimentos procesados, “como la cantidad de azúcares en muchas bebidas que se consumen a base de bien” y que habría que ingerir de manera ocasional .

    Una dieta equilibrada pero también variada, pues si equilibras la dieta pero lo haces siempre con la misma verdura “no hay esta variabilidad que nos aportan todos los diferentes vegetales y frutas nos quedamos cortos”, indica Marga Serra.

    La nutrición como arma de prevención

    El doctor Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, catedrático y profesor de la diplomatura de Nutrición humana y dietética, señala que la nutrición influye totalmente en la salud, motivo por el cual “algunos profesionales hemos intentado sensibilizar a las personas sobre ello, porque no se tenía mucho en cuenta”, declarando que a veces “cuanto más se sabe más aberraciones se cometen”, pues la obesisdad infantil y problemas cardiovasculares están muy presentes en la sociedad.

    “Una buena nutrición es fundamental para el organismo y en todas las patologías la nutrición siempre incide, de una manera muy directa como en las patologías cardiovasculares o la diabetes o de una manera indirecta en la que no tenga incidencia total pero que siempre ayuda”, señala el doctor.

    “En nuestro país tenemos la dieta mediterránea, que es muy buena, y sin embargo cogemos lo que nos viene del otro lado del atlántico que está muy rico, es muy placentero y se come de una manera muy sencilla, pero que no es nada saludable”, explica el facultativo.

    De cualquier forma, el doctor indica que en nuestro país y los de nuestro entorno no tenemos una mala alimentación, “salvo los niños pequeños y jóvenes, por lo que hay que intentar trabajar mucho con ellos para que tengan un desayuno saludable, una comida correcta y no repetir la comida rápida frecuentemente”, concluye.

    Arma para la prevención, la nutrición es, probablemente, uno de los instrumentos más válidos y efectivos que tenemos para proteger nuestra salud. 

    Y desde aquí concluyo que nuestros programas de prevención en salud, nutrición y control de peso nos ayudan a que nuestro organismo tenga la mejor de las cotizaciones.

  • Somos lo que comemos
    Somos lo que comemos
    17 de Enero de 2017 a las 21:35

    ¿Por qué es tan importante la nutrición para la salud?

    Vamos a repasar el papel que representa en nuestra salud y cómo puede beneficiar o perjudicar la nutrición en función de qué uso decidamos hacer de ella. Los especialistas dicen que somos lo que comemos, hagamos entonces que la vida sea, además, saludable. Hemos hablado con tres expertos.

    Selección, equilibrio, variedad, prevención… la nutrición es uno de los pilares de la salud. Pese a que cada vez hay más información sobre cómo alimentarse, el sobrepeso, la inclinación hacia la comida basura, los excesos y las enfermedades causadas por una mala nutrición están presentes en la vida de muchas personas.

    Somos lo que comemos

    Antonio Escribano, médico especialista en endocrinología y nutrición y medicina deportiva, y autor del libro “Aprende a comer y a controlar tu peso”, describe el papel de la nutrición en la salud haciendo alusión a que “desde que nacemos necesitamos para vivir tres cosas: oxígeno, agua y alimentación”. Los alimentos “son combustibles” a través de los cuales obtenemos energías y compuestos “que nos sirven para reparar el organismo”.

    Ingerimos 60 mil kilos de comida en una vida. De “cómo elijamos esos kilos depende la vida. Depende la salud, la enfermedad, el estado de ánimo”, subraya el doctor.

    Además, también dependen muchas patologías en cuya causa influye la alimentación, como sucede con el cáncer. “Se estima que un 30% del cáncer se produce por una mala alimentación”, apunta el facultativo. También puede afectar a otros aspectos como el desarrollo funcional del cerebro o el envejecimiento.

    Para evitarlo Escribano subraya que lo primero es “controlar la cantidad adecuada de alimentos, y lo segundo que sea un estilo de comida saludable”. La base de la alimentación son las frutas y verduras. Debemos comer unas tres frutas al día, “eso puede suponer unas 90 mil frutas en una vida”, señala. A eso sumamos dos veces al día entre hortalizas y verduras, pescado cinco veces a la semana (dos de ellas azul), carne cuatro veces (una de ellas roja), patatas dos veces en semana, otras dos pasta y las mismas de arroz.

    ¿Qué ganamos a cambio? “No tener sobrepeso, con lo que ya tienes bastante conseguido porque no hay sobrecargas en órganos como corazón o hígado; un envejecimiento más lento y más saludable; además de circunstancias tan evidentes como pueden ser el sueño, pues con una buena alimentación se duerme mejor”. Incluso el estado de ánimo, pues cuando se come mejor la funcionalidad del cerebro también es mejor.

    “Si esto fuera la bolsa, cuando tú comes bien la cotización de tu organismo es mucho más alta”, concluye el doctor.

    Equilibrio, sin olvidar la variedad

    La alimentación es “una parte integrante de un estilo de vida saludable”, explica Marga Serra, doctora en Ciencias de la Salud de la Universidad Ramón Llull de Barcelona y creadora de Nutrapp. La dieta ha de ser “equilibrada, variada y suficiente”, pero de nada sirve “alimentarnos fantásticamente y olvidar lo importante que es el descanso, el equilibrio emocional, hacer ejercicio físico, no consumir drogas, etc”.


    La experta señala como uno de los problemas ligados a la nutrición la muchas veces escasa consumición de fruta y verdura, olvidándonos de los “fitonutrientes” que podemos enlazar con la acción preventiva. Hay que huir de las dietas monotemáticas, “sin variedad de los productos de temporada”, señala la especialista.

    A la batería de enfermedades descritas antes, Serra añade que con una buena alimentación pueden prevenirse por ejemplo problemas cardiovasculares consumiendo “pescado azul gracias al omega 3, o la presencia de calcio en la dieta para prevenir la osteoporosis”, subraya.

    Además, debemos prestar atención a la procedencia de los alimentos, el uso de fertilizantes, pesticidas, y tener en cuenta “la verdura ecológica”, pues cuanto más natural, mejor será. El mismo cuidado que debemos tener con los alimentos procesados, “como la cantidad de azúcares en muchas bebidas que se consumen a base de bien” y que habría que ingerir de manera ocasional .

    Una dieta equilibrada pero también variada, pues si equilibras la dieta pero lo haces siempre con la misma verdura “no hay esta variabilidad que nos aportan todos los diferentes vegetales y frutas nos quedamos cortos”, indica Marga Serra.

    La nutrición como arma de prevención

    El doctor Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, catedrático y profesor de la diplomatura de Nutrición humana y dietética, señala que la nutrición influye totalmente en la salud, motivo por el cual “algunos profesionales hemos intentado sensibilizar a las personas sobre ello, porque no se tenía mucho en cuenta”, declarando que a veces “cuanto más se sabe más aberraciones se cometen”, pues la obesisdad infantil y problemas cardiovasculares están muy presentes en la sociedad.

    “Una buena nutrición es fundamental para el organismo y en todas las patologías la nutrición siempre incide, de una manera muy directa como en las patologías cardiovasculares o la diabetes o de una manera indirecta en la que no tenga incidencia total pero que siempre ayuda”, señala el doctor.

    “En nuestro país tenemos la dieta mediterránea, que es muy buena, y sin embargo cogemos lo que nos viene del otro lado del atlántico que está muy rico, es muy placentero y se come de una manera muy sencilla, pero que no es nada saludable”, explica el facultativo.

    De cualquier forma, el doctor indica que en nuestro país y los de nuestro entorno no tenemos una mala alimentación, “salvo los niños pequeños y jóvenes, por lo que hay que intentar trabajar mucho con ellos para que tengan un desayuno saludable, una comida correcta y no repetir la comida rápida frecuentemente”, concluye.

    Arma para la prevención, la nutrición es, probablemente, uno de los instrumentos más válidos y efectivos que tenemos para proteger nuestra salud. 

    Desde aqui te cuento que nuestros programas vasados en las frutas y verduras van ha hacer que la cotización de tu organismo sea la mas alta.